Miel gallega 100% natural

Comprar Miel Pura 100% Natural, directa del Apicultor

Miel de abeja pura, cruda y natural

Apicultores desde 1989

Garantía de Seguridad Alimentaria

Registro sanitario desde 1989

PAGO 100% SEGURO

Compra con total tranquilidad: Tarjeta, Bizum o Transferencia

ENVÍOS 24/72 HORAS

Gratis a partir de 30€(Península)

Venta de miel gallega, miel pura, miel cruda y miel 100% natural; Venta de Miel directa del apicultor

Miel natural directa del apicultor

Soy Angelina Magallanes, segunda generación de apicultores en Vigo (Pontevedra). Para nosotros TÚ eres importante, y es por eso por lo que trabajamos muy duro para llevarte a casa una miel Pura, Cruda y Natural. Te ayudamos a llevar una alimentación mucho más sana y saludable y para que colabores con nuestro propósito de mejorar nuestra sociedad y sobre todo de nuestro Medio Ambiente.

Los gallegos podemos presumir de tener un entorno natural único y del que sabemos sacar provecho gracias a nuestros padres y abuelos, que nos ha inculcado el amor por la tierra y la naturaleza y el saber trabajarla, para poder ofrecer unos productos únicos al resto del mundo. Aquí podrás comprar miel online directamente del Apicultor, miel pura y miel natural recogida en nuestros bosques.

Miel pura y natural

La Apicultura es uno de los trabajos más bonitos que existen. Es un trabajo duro, tanto física como mentalmente, pero genera adicción. Tener a las abejas en buen estado es la prioridad absoluta, por eso buscamos bosques donde ellas puedan disfrutar de la naturaleza para poder darnos esa sustancia mágica llamada Miel, o la maravillosa Jalea Real, el Polen o el Propóleo. Miel de apicultor.

Aquí estamos para asesorarte sobre cualquier duda e inquietud que tengas acerca de la venta de miel directa del Apicultor y el mundo de las abejas. Angeles y Daniel. Vigo(Pontevedra)

Venta de miel pura y natural directa del apicultor
Venta de miel pura y natural directa del apicultor

Comprar Miel online de cosecha propia

En cada tarro de miel artesana casera se conservan todas las propiedades de la miel cruda, miel de abeja pura y natural. Aquí podrás disfrutar de todos los beneficios de la miel casera, miel cruda, miel de flores, miel natural del bosque noroccidental de ESPAÑA. Comprar un bote de miel cruda online es la esencia pura de la naturaleza, de las flores, de los árboles, de las montañas. En ApiCelta disfrutarás de una miel única y difícil de encontrar.

14 Preguntas frecuentes sobre la miel

La miel pura y natural es un exquisito y dorado néctar producido por las abejas melíferas, especialmente la Apis mellifera, a partir del néctar de las flores. La producción de miel comienza cuando las abejas recolectan néctar de las flores utilizando su probóscide, una especie de lengua tubular. Este néctar se almacena en el estómago de las abejas y es transportado de vuelta a la colmena. Una vez en la colmena, las abejas obreras procesan el néctar. Lo regurgitan en una célula de panal y, a través de la evaporación y la adición de enzimas, transforman el néctar en miel. Luego, las abejas sellan la celda del panal con cera de abejas para preservar la miel.

Su potencial como un agente nutritivo y curativo se ha apreciado durante siglos. La miel 100% natural es rica en antioxidantes, que ayudan a combatir el estrés oxidativo y protegen las células del daño causado por los radicales libres, lo que puede contribuir a la prevención de enfermedades crónicas y al envejecimiento prematuro. Además, su contenido de carbohidratos de digestión lenta proporciona una fuente de energía sostenible y ayuda a mantener niveles de azúcar en sangre estables.

La miel 100% pura y natural también se ha utilizado tradicionalmente para aliviar la tos y la irritación de garganta debido a sus propiedades calmantes y su capacidad para reducir la formación de mucosidad. Además, tiene propiedades antimicrobianas que pueden ayudar a combatir infecciones y acelerar la curación de heridas cutáneas. Sin embargo, es importante recordar que, aunque la miel es beneficiosa, debe consumirse con moderación debido a su contenido de azúcar natural.

La principal diferencia entre la miel cruda y la miel procesada radica en el grado de manipulación y filtrado que ha experimentado. La miel cruda es recolectada de la colmena y envasada sin ningún tipo de procesamiento, como hacemos en Mieles ApiCelta. Conserva su estado natural, con trazas de polen, cera y otros componentes de la colmena, lo que le confiere un sabor y aroma distintivos. En contraste, la miel procesada es sometida a filtrado y calentamiento(pasteurización), para eliminar partículas y cristalizaciones, lo que le otorga una textura más suave y uniforme, pero puede eliminar algunos de sus nutrientes y propiedades naturales.

La elección de los distintos sabores y variedades de miel se basa en varios factores, principalmente en las fuentes de néctar disponibles para las abejas. Las abejas recolectan néctar de diversas flores, y este néctar es lo que determina el sabor, el color y aroma únicos de cada tipo de miel. Algunas variedades populares incluyen la miel de brezo, miel de lavanda, miel de eucalipto y miel de flores silvestres.

Los apicultores pueden influir en el sabor de la miel al ubicar sus colmenas cerca de áreas con flores específicas o en ciertos entornos geográficos, como nuestra Miel de Castaño, Zarza y Eucalipto. Además, factores como el clima, la temporada y el momento de la cosecha también influyen en el perfil de sabor de la miel.

El proceso de recolección, el cuidado de las abejas y la manipulación posterior de la miel también pueden afectar su calidad y sabor. Los apicultores expertos ajustan estas variables para obtener mieles de alta calidad con sabores y características únicas, ofreciendo una amplia gama de opciones para los amantes de la miel.

La miel pura y 100% natural es una fuente natural de azúcar, compuesta principalmente por fructosa y glucosa, por lo que debe ser consumida con precaución por las personas con diabetes. Aunque la miel puede elevar los niveles de azúcar en sangre, su índice glucémico es menor que el del azúcar refinado, lo que significa que tiene un impacto más gradual en la glucosa sanguínea. Sin embargo, su consumo debe ser controlado y moderado en el plan de alimentación de los diabéticos. Consultar a un profesional de la salud o un dietista es fundamental para determinar la cantidad adecuada y cómo incorporarla en una dieta equilibrada para evitar picos de azúcar en sangre.

La miel pura es un producto naturalmente duradero, pero para su conservación a largo plazo, es esencial almacenarla correctamente. La clave es mantenerla en un lugar fresco, oscuro y herméticamente sellado. La luz y la humedad pueden afectar la calidad de la miel, causando cambios en su textura y sabor. Algunos consejos para almacenarla adecuadamente son utilizar recipientes de vidrio o plástico de calidad alimentaria con tapas herméticas, mantenerla a una temperatura constante, preferiblemente a temperatura ambiente, y evitar refrigerarla, ya que puede cristalizar más rápido en temperaturas frías. Si la miel cristaliza con el tiempo, simplemente se puede volver a su estado líquido suavemente calentándola al baño María.

La miel puede ser un sustituto más saludable del azúcar refinado en la cocina debido a sus propiedades naturales y su sabor distintivo. Aporta dulzura a las recetas y contiene antioxidantes, vitaminas y minerales, lo que la convierte en una opción más nutritiva. Sin embargo, es importante recordar que la miel sigue siendo una fuente de calorías y azúcares, por lo que debe consumirse con moderación, especialmente por personas que deben controlar su ingesta de azúcar, como los diabéticos. También es más dulce que el azúcar, por lo que se requiere menos cantidad en las recetas. La elección entre miel y azúcar dependerá de las necesidades dietéticas individuales y del sabor deseado en cada preparación.

La miel pura y cruda tiene una amplia gama de aplicaciones en el ámbito de la cosmética y el cuidado de la piel debido a sus propiedades beneficiosas. Su capacidad humectante la convierte en un excelente ingrediente para hidratar la piel, al tiempo que su acción antibacteriana y antioxidante puede ayudar a combatir el acné y reducir la irritación. La miel también tiene propiedades antiinflamatorias, lo que la hace útil en la calma de pieles sensibles o quemadas por el sol. Se utiliza en productos como mascarillas faciales, cremas, lociones y exfoliantes, ofreciendo una opción natural para mantener la piel saludable y radiante..

La apicultura desempeña un papel esencial en la conservación de las abejas y el medio ambiente. Los apicultores, al cuidar y proteger las colmenas, contribuyen a mantener y aumentar las poblaciones de abejas, que son vitales para la polinización de cultivos agrícolas y la biodiversidad en general. Además, la apicultura promueve la conciencia sobre los problemas que enfrentan las abejas, como la pérdida de hábitat, los pesticidas y las enfermedades, lo que impulsa la adopción de prácticas más sostenibles en la agricultura y la protección de los ecosistemas. En resumen, la apicultura es un aliado fundamental en la conservación de las abejas y la preservación del equilibrio ecológico

La miel es un producto naturalmente duradero y no tiene una fecha de caducidad. Se han encontrado frascos de miel en tumbas egipcias que datan de hace miles de años y aún estaban en buen estado para su consumo. Sin embargo, con el tiempo, la miel puede experimentar cambios en textura y color, y es posible que cristalice, volviéndose más espesa. Esto es un proceso natural y no indica que la miel esté en mal estado. Para restaurar su estado líquido, se puede calentar suavemente al baño María.

En resumen, si se almacena adecuadamente, la miel puede conservarse prácticamente indefinidamente. Por cuestiones legales y de sanidad, se obliga a poner una fecha de caducidad a la miel, de 2 años desde su extracción.

Cuando se da miel a los niños, es importante tomar ciertas precauciones. La miel cruda puede contener esporas de la bacteria Clostridium botulinum, que no afectan a los adultos ni a niños mayores, pero pueden representar un riesgo para los bebés menores de un año. Estas esporas pueden causar botulismo, una enfermedad rara pero grave en los infantes. Por lo tanto, no se debe dar miel a bebés menores de 12 meses. Para los niños mayores, la miel es segura y puede ser un edulcorante natural y saludable, pero siempre debe consumirse con moderación, ya que es una fuente de calorías y azúcares.

Sí, la miel pura y cruda puede cristalizarse con el tiempo, lo cual es un proceso natural y seguro. La cristalización de la miel se debe a la separación de los azúcares presentes en la miel, principalmente la glucosa y la fructosa, formando pequeños cristales. La miel cristalizada es completamente segura para el consumo y conserva sus propiedades nutricionales y sabor. Si prefieres la miel en estado líquido, puedes restaurar su textura líquida suavemente calentándola al baño María, evitando temperaturas altas que puedan dañar sus propiedades. La cristalización no altera la calidad ni la seguridad de la miel.

La aptitud de la miel en dietas vegetarianas y veganas es un tema debatido. Desde una perspectiva estricta, la miel no es considerada vegana, ya que su producción implica la explotación de las abejas, que trabajan para recolectar el néctar de las flores. Sin embargo, en dietas vegetarianas donde se permite el consumo de productos de origen animal, como la leche y los huevos, algunos vegetarianos optan por incluir miel.

La aptitud de la miel en dietas vegetarianas y veganas es un tema debatido. Desde una perspectiva estricta, la miel no es considerada vegana, ya que su producción implica la explotación de las abejas, que trabajan para recolectar el néctar de las flores. Sin embargo, en dietas vegetarianas donde se permite el consumo de productos de origen animal, como la leche y los huevos, algunos vegetarianos optan por incluir miel.

Sí, es posible ser alérgico a la miel, aunque es raro. Las reacciones alérgicas a la miel pueden ser desencadenadas por varias causas, como alergias a polen o propóleo, que a veces se encuentran en pequeñas cantidades en la miel cruda. Los síntomas de alergia a la miel pueden incluir urticaria, picazón, hinchazón de labios o lengua, dificultad para respirar y, en casos graves, anafilaxia.

Si alguien experimenta síntomas alérgicos después de consumir miel, es importante buscar atención médica de inmediato. El tratamiento puede incluir antihistamínicos o epinefrina en casos graves. La mejor manera de manejar la alergia a la miel es evitar su consumo y leer cuidadosamente las etiquetas de los productos para identificar ingredientes que puedan contener miel.

Tienda de miel pura

Opiniones de nuestros Clientes

Nuestras Marcas:

Mieles Apicelta
Membrillo artesano
Miel pura de abeja 100% natural y Membrillo La Gallega LOGO PIMENTON CELTIA ESCUDO
Carrito de compra
Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?